Reflexiones

Entre terapia y terapia algunas veces surgen reflexiones, la mayoría se me diluyen en el tiempo, con otras hago el esfuerzo de cristalizarlas en papel. Estas son algunas de ellas...


miércoles, 25 de septiembre de 2013

Los verificadores (TOC)

Distintos grados del Trastorno Obsesivo Compulsivo
Cada vez que tengo que salir de casa lo paso fatal, ya a punto de irme me entran dudas sobre si apagué todas las luces, si dejé las ventanas abiertas o cerradas, si los grifos estarán cerrados,  lo tengo que comprobar una y otra vez. Cuando al fin me armo de fuerzas para salir, esté o no todo correcto, tras cerrar la puerta de la calle, no he dado dos pasos cuando empiezo a dudar de si habré cerrado bien o no, y muchas veces no regreso a comprobarlo porque me da vergüenza que me vean entrando y saliendo.

Esta inseguridad sobre si dejo o no las cosas bien, hace que rehúya irme de vacaciones.

Sin embargo, cuando salgo de la casa de otra persona, no siento ninguna necesidad de comprobar nada, no me siento responsable, de dónde me surge la pregunta de si lo que me pasa es exceso de inseguridad o exceso de responsabilidad. Ya sé que la perfección no existe, pero en lo que a mis cosas concierne no puedo dejar de tratar de hacer las cosas bien o al menos como yo considero que se deben hacer.

Es cierto que acabo cargándome con responsabilidades que no son mías, aunque esto con la edad va a menos, pero sigue sucediéndome hasta saturarme.

Esta necesidad que tengo de comprobarlo todo es una incomodidad, un fastidio y venía a ver si con hipnosis me la podría quitar...

Comentario:

En este TOC de verificación se mezcla la inseguridad y una responsabilidad exagerada, seguramente desarrollada como compensación a una baja autoestima.

La terapia pasa por una maduración  de nuestra posición en el entorno que nos rodea, ya se elija un método cognitivo conductual o humanista, o mejor la síntesis adecuada a la persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario