Reflexiones

Entre terapia y terapia algunas veces surgen reflexiones, la mayoría se me diluyen en el tiempo, con otras hago el esfuerzo de cristalizarlas en papel. Estas son algunas de ellas...


viernes, 12 de junio de 2015

El tiempo del psicólogo

La consulta de un psicólogo no es como la consulta de un médico, resulta evidente.

El tiempo de la consulta
Aquí me quiero referir a la cuestión TIEMPO.

El modelo médico de asistencia al que estamos acostumbrados nos cita a una hora que es aproximativa y cita a varios pacientes con unas cadencias temporales muy cortas, de forma que si alguien necesita más tiempo, o sencillamente no acude, con el resto de los pacientes se promedian esos desajustes.

El modelo psicológico en cuanto al manejo del tiempo de consulta es sensiblemente distinto. La hora de comienzo de la cita es exacta, lo mismo que la de su terminación cincuenta minutos más tarde, nadie tiene que esperar. Si la persona no acude y no avisa de ello, ese tiempo que el psicólogo le había reservado para su atención exclusiva, se pierde, o mejor dicho, lo pierde el psicólogo de manera irremediable pues no podrá emplearlo en atender a otra persona.

El empezar y terminar con puntualidad es una forma de respeto hacia la persona, hacia su tiempo.

La falta de respeto hacia el tiempo de los otros es una dificultad frecuente con la que nos encontramos los psicólogos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario