Reflexiones

Entre terapia y terapia algunas veces surgen reflexiones, la mayoría se me diluyen en el tiempo, con otras hago el esfuerzo de cristalizarlas en papel. Estas son algunas de ellas...


lunes, 2 de noviembre de 2015

¿Cual es el precio de la consulta del psicólogo?


¿Cual es el precio de la consulta del psicólogo?
El título de esta entrada plantea una pregunta frecuente.

La relación entre el psicólogo y el cliente/paciente ha de ser una relación profesional pagada, parece obvio.

¿Pero cuanto se ha de pagar? La respuesta inicial sería, la tarifa del psicólogo.

¿De forma inapelable? Veamos algunos casos antes de responder.

a)  A mediados de los 90, una señora se personó en el Teléfono de la Esperanza para ser atendida psicológicamente. El servicio era gratis y se reservaba para quien no pudiera pagarlo. En este caso la incoherencia que saltaba a primera vista era que la señora sí podría pagarse un psicólogo, a juzgar por el peso del oro que llevaba encima. Hubo que indicarle la conveniencia de que buscase un colega en el ejercicio libre de la profesión; por entonces no estábamos en la Seguridad Social, ahora sí, pero poco.

b)  Después de estar ejerciendo un tiempo de samaritano con un paciente debido a su supuesta precariedad de medios, cuando empezó a sentirse mejor y ganó confianza en sí mismo, empezó a presumir de la ropa que se compraba con sus trabajos esporádicos. Se trabajó la cuestión de prioridades, tanto las del paciente, pagar al psicólogo o comprarse ropa, como las del psicólogo, atender a alguien que no valora tu trabajo o emplear el tiempo con quien si lo haga.

c)  Hay quien ve muy normal gastarse 300 € al mes en ropa, en el gimnasio, en copas, en tabaco o en cosas que considera imprescindibles aunque no lo sean (la subjetividad está servida), pero le parece inasumible gastar eso o menos en ir al psicólogo. Cada cual decide en que quiere gastar su dinero.

Hubo un tiempo en el que daba citas informativas gratis, para informar también del precio, pero tuve que dejar de hacerlo, porque soy un desastre y no sé decir: “no, eso no me lo cuente ahora, eso es para terapia”, y acababa haciendo una sesión de terapia. Ya digo, un desastre comercial. Me lo tuve que tratar.

Volviendo al precio; "hay que pagar para que no sea caridad" y para que el cliente/paciente sepa que está haciendo algo por sí mismo. Además, porque existe la tendencia a no valorar lo que no cuesta. ¿Han oído el refrán que dice "buen amigo deme un consejito para hacer lo que yo quiera"?, pues eso... que aunque yo no suelo dar consejos, ilustra bastante bien algunas actitudes.

¿Cuánto? Cada profesional hace la valoración que considera oportuna de su trabajo. Después está el si considera o no ajustarse a las posibilidades del cliente/paciente y en qué medida.

Para mí, el precio, aun siendo importante, a veces, pocas, resulta algo secundario. La psicología es una profesión en la que lo humano es prioritario y en la que también se ha de lidiar con lo prosaico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario